8M: “Sin feminismo, no hay revolución.”

Mar 15 • Destacado, Destacados centrales, Noticias, Portada, Vinos y Cultura, Vos • 206 Views • No hay comentarios en 8M: “Sin feminismo, no hay revolución.”

Por “Adri Juarez”@juarezadriss


El pasado 8 de marzo se celebró en todo el mundo el día internacional de la mujer (8M), y a diferencia de años anteriores este, más que una celebración fue un día de lucha.

Con el lema de “Si nosotras paramos, se para el mundo” haciendo alusión a lo ocurrido el 24 de octubre de 1975 en Islandia: “Donde nueve de cada diez mujeres se pusieron en huelga para reivindicar su desarrollo individual y social en igualdad con los islandeses, aquellas mujeres no sólo no fueron a trabajar, sino que además dejaron sus hijos a cargo de los hombres”, esto paralizó un país entero y visibilizó el trabajo no siempre reconocido del sexo femenino de la población, este fue el primer paso de emancipación de las mujeres, además abrió los ojos de muchos hombres de un país que hoy es referente mundial de la lucha por la igualdad.

Después de 43 años de este suceso, las mujeres nos organizamos y nos paramos en modo de huelga al igual que aquel entonces. Millones de nosotras en el mundo decidimos movernos de nuestro lugar habitual para salir a las calles a marchar o concentrarnos en algún lugar para exigir nuestros derecho.

Nosotras las mendocinas no estuvimos lejos de este movimiento y fuimos protagonista también de esta revolución. También nos paramos y decidimos salir de nuestros lugares de trabajo, de nuestras casas o nuestros lugares habituales para darnos un abrazo de sororidad entre nosotras.

El encuentro fue en frente de la Subsecretaría de Trabajo y se extendió hasta por lo menos diez cuadras. Nosotras las mujeres y algunos compañeros de lucha que se sumaron, desfilamos por las calles mendocinas con banderas y pañuelos verdes que si bien decoraban el desfile eran más que nada un símbolo de lucha y empoderamiento en nuestras vidas, lo que reclamábamos era el fin de la violencia de género, justicia en los casos de femicidio, la igualdad salarial y social, y la despenalización del aborto por la cantidad de muertes por abortos clandestinos que hay a diario en nuestro país.

También se encontraban muchos familiares de de víctimas de violencia de género, con fotos de sus madres, esposas o hijas. Tampoco faltaron las tristes imágenes de madres que siguen en búsqueda de sus hijas desaparecidas, como es el caso de la mamá de Johana Chacón que en medio de la noche brindó palabras de agradecimiento por las que todavía la seguimos buscando.

La marcha del 8 de marzo fue una movilización no sólo de gente sino de emociones, no podías para de sentirte orgullosa de ser mujer, por lo que habías logrado, pero tampoco podías estar al margen por aquellas que no están y las que no tienen voz para defenderse. Durante el día los abrazos entre nosotras eran con un “feliz día de lucha, amiga” y un grito en el cielo “Alerta, alerta, alerta, machista! América Latina va ser toda feminista”.

La marcha finalizó frente a la casa de gobierno, la imagen no podía dejarte helada y con la piel de gallina, era de película, más 10 mil mujeres copando los alrededores del edificio, con la murga de Batala, canciones de Mujertrova y la divertida e ingeniosas canciones de Dama Juana.

Éramos de todas las edades y de todos los colores, tanto de piel como políticos, éramos todas hermanas haciendo una revolución. Éramos las nietas de esas brujas, éramos las nietas de las brujas que no pudieron quemar. Al finalizar el día y el retorno a nuestras casas creo que más de una se sentía más fuerte que nunca, hasta escuche a una chicas de unos 15 años o menos decir: “Es el mejor día de mí vida, mira que grande somos”.

Y sí mujeres, el pasado jueves demostramos lo grandes que somos, con sororidad y empoderadas salimos para que nos vean, fuimos tantas que no nos pudieron ni contar, dejamos nuestros “castillos de princesitas” y nos fuimos a la guerra, porque bonita es la que lucha.

Post relacionados

Si te gustó este post, déjanos tu comentario que nos encanta leerlos!

« »