¿Te gustaría saber qué alimentos son ricos en proteínas para este invierno?

Jul 22 • Portada, Salud, Tips • 1452 Views • No hay comentarios en ¿Te gustaría saber qué alimentos son ricos en proteínas para este invierno?

Revista Élevé habló con la nutricionista Belén Sanchez Saba y esto nos conto sobre alimentos ricos en proteínas y saludables para este invierno. No podés dejar de leerla!

La proteína es un macronutriente y se encuentra disponible en una gran variedad de alimentos, encontramos proteína de origen animal y proteína de origen vegetal. Las proteínas del reino vegetal, como legumbres, frutos secos y cereales integrales, además de aportar proteínas son una fuente importante de vitaminas, minerales y fibra. Es importante elegir bien la fuente de proteínas, ya que suelen ir acompañadas de un exceso de grasas saturadas, por ejemplo en carnes que no sean magras (sin grasa)

Estos son los alimentos recomendados por Belén para este invierno!

CARNES

Son la principal fuente de proteínas que se consideran de alto valor biológico porque contienen todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita.

Pescado:

Además de aportar proteínas, presentan un perfil de lípidos más saludable que el de otros alimentos y son una importante fuente de ácidos grasos omega-3
Debemos elegir aquellos de aguas frías y profundas, como el atún, jurel, sardina y caballa.

Pollo:

además de su aporte proteico, presentan mucha menos grasa saturada y colesterol que las carnes rojas.

Carne rojas (vaca):

son una gran fuente de proteínas completas, son muy ricas en hierro, manganeso, yodo, zinc y selenio, así como en vitamina A y vitaminas del complejo B.
Debemos tener en cuenta que se deben elegir las opciones de cortes magros y no se deben consumir más de dos veces por semana.

HUEVOS

Los huevos contienen 6g de proteína de alta calidad, son también una rica fuente de vitaminas y minerales
Aunque la yema del huevo posee grasas, son bajas las grasas saturadas (que nos aporta colesterol) por lo que no afecta en gran medida al colesterol sanguíneo en personas sanas.

LACTEOS

Leche:

es una opción baja en calorías, grasa e hidratos de carbono, lo que ayuda a prevenir el aumento de peso, mientras que a la vez ayuda a desarrollar masa muscular por su contenido proteico

Yogur:

proviene de la leche por lo que aporta una dosis de proteína animal además de varios otros nutrientes como calcio, potasio, vitaminas y magnesio.

Queso:

es un producto lácteo, bajo en carbohidratos y rico en proteínas. Como otros tipos de lácteos, el queso es rico en grasas por lo que tenemos que elegir alguna opción baja en grasas.

SOJA:

La proteína de soja es una proteína vegetal completa, por lo que es una excelente opción para las personas vegetarianas o incluso para las personas que no toleran bien la proteína de la leche

LEGUMBRES:

tienen un elevado contenido de proteínas pero éstas son incompletas es decir, que no contienen todos los aminoácidos esenciales que necesitamos. Sin embargo, hay algunas maneras de equilibrar el perfil de aminoácidos combinándolos con ciertos alimentos vegetales, por ejemplo arroz y lentejas, soja y arroz, arroz y frutos secos.
Son muy saludables, son típicamente bajas en grasa, altas en fibra, no contienen colesterol y son ricas en vitaminas y minerales

SEMILLAS

Quinoa:

Al igual que la soja, la quinoa es considerada una proteína vegetal completa, fácil de digerir y que contiene todos los aminoácidos esenciales.
Además, es una buena fuente de fibra dietética y minerales como el hierro, calcio y fosforo.
La quinoa además es libre de gluten por lo que es apta para personas celíacas u otras personas que siguen una dieta libre de gluten.

FRUTAS SECAS:

además de su aporte en proteínas, presenta beneficios por el tipo de grasas que contienen, incluyendo el ácido graso omega-3.
Los frutos secos son también ricos en arginina, un aminoácido que contribuye a la relajación de los vasos sanguíneos, facilitando así el flujo de la sangre. Además, son ricos en vitamina E (antioxidante), potasio, fibra y ácido fólico, entre otros nutrientes.

¿Cuántas comidas al día se deben hacer en invierno?

Tanto en invierno como en verano, es importante realizar como mínimo cuatro comidas diarias, desayuno, almuerzo, merienda y cena.
Si es posible a estas comidas se le deben incorporar dos colaciones que no sean muy calóricas, una a media mañana y otra a media noche, esto nos ayudara a mantener todos nuestros niveles en los valores adecuados, teniendo así un total de seis comidas diarias.

Que recomiendas para las chicas que quieren bajar de peso siguiendo dietas muy estrictas.

Es importante mantener una alimentación equilibrada durante todo el año ya que en invierno es cuando se hacen más desarreglos en la dieta ganando algunos kilos y luego cuando empieza el calor nos volvemos locas por bajarlos.
Una buena dieta es aquella en la que se incluyen todo tipos de alimentos y en cantidades suficientes. Si el cuerpo no recibe los nutrientes que necesita, puede sufrir una serie de alteraciones en la salud que se manifiesten de diferente modo. A corto plazo se puede producir dolor de cabeza o problemas digestivos como estreñimiento o gastritis. A más largo plazo los problemas se pueden agudizar, pueden surgir anemias severas y enfermedades gástricas e incluso cambios metabólicos
Uno de los resultados que se observan después de hacer dietas de tipo restrictivo, es que tras un resultado exitoso, viene el conocido efecto rebote. El problema radica en que no se aprende a comer de manera racional.

Belén Sanchez Saba
NUTRICIONISTA
MAT. 1309

Post relacionados

Si te gustó este post, déjanos tu comentario que nos encanta leerlos!

« »