Dime qué comes y te diré quién eres | Historias de Sexo por Zazasex

Oct 16 • Destacado, Portada, zazasex • 2868 Views • No hay comentarios en Dime qué comes y te diré quién eres | Historias de Sexo por Zazasex

ZAZASEX_LOGO-05@juanibesa via @zazasexmag – zazasex.com/ Historias de Sexo
Dicen que somos lo que hacemos y también hay quienes dicen que somos lo que comemos. Así que me pregunto, si todo esto es cierto, ¿también aplica para quiénes nos comemos? ¿Será que somos a quienes nos comemos?

¿Será que vamos formando nuestro carácter y quienes somos en la vida a partir de quienes van pasando por nuestro registro y nuestro historial sexual, del que según la persona, la situación y otra serie de factores a veces nos sentimos orgullosos y otras veces no tanto…?

hablar-al-_1358945716616

Sí, supongo que eso que va pasando es lo que vamos siendo no sólo por con quien nos acostamos, sino por lo que descubrimos de nosotros mismos en cada una de estas ocasiones. Por cómo nos comportamos y sobre todo, porque podemos ir configurando nuestra dieta, y nuestros menús ideales según nuestros gustos, nuestros disgustos, nuestras restricciones, prohibiciones y aquellas sustancias que nos causan alergia.
dieta1Porque, no crean, según la tipología y la personalidad de cada uno también hay ciertas presencias, personas sexuales que pueden llegar a producirnos urticarias, nos pueden cerrar la tráquea e incluso hasta desmayos o estados de coma profundos y permanentes. Yo confieso que mi alergia principal en este aspecto es a los lobos y más que a ellos – porque simplemente me dan la opción de no incluirlos en el menú a priori – a las loberas inesperadas con las que algunos salen de repente y que, a mí por lo menos, me atragantan.
Vamos a ver acá algunos de los diferentes estilos alimenticios para los temas que nos conciernen:

Régimen Omnívoro

dieta2Según la definición de diccionario, los omnívoros son los animales que se alimentan de todo tipo de sustancias orgánicas. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Et voilá, esta especie sexualmente activa es la que aún no ha podido definir qué come y obviamente, mucho menos habrá podido definir cómo come.
Le gustan las mujeres pero también los hombres, y si hay una rumba salvaje de por medio, pueden llegarle a gustar los dos al tiempo, en grupito, todos junticos o turnaditos. Son ellos los que más tienen para enseñarnos, los que verdaderamente conocen las dos condiciones y no se dejan intimidar ni por las pataletas de las unas ni por las ausencias y los silencios incómodos de los otros.

Toman lo mejor de dos mundos y son verdaderos niños exploradores. Es admirable la capacidad que tienen de ensayar sin juzgar, de dejarse llevar y de gozar. Sin embargo, en mi caso particular la gente que practica éste régimen nutritivo y creativo tiene un problema que para mí y mi personalidad paranoica y psycho sería muy peligroso y por lo tanto, muy poco negociable: los que somos straight sabemos que la mitad de la población humana no es competencia para nosotros. Puede que los amigos le alcahueteen pero sabemos que con ellos, no van a hacer nada, si me dice que va a jugar golf con los amigos: ¡en teoría no tengo que preocuparme! ¿Que me va a estar poniendo los cachos? Por eso yo no podría con los omnívoros. ¡No tendría un solo segundo de tranquilidad!

Hay otros tipos de dietas que son comunes en el ámbito sexual, divertidas y como los diferentes regímenes alimenticios que rondan la web y las revistas de variedades, en las dietas sexuales también hay una distinta para cada tipo; un menú para cada necesidad y para cada cual.

La dieta del melón

dieta3Dieta exclusiva para las mujeres: dícese del vicio y la costumbre que tienen varias de tirar siempre con el mismo huevón. Aquellas que no se aventuran porque se acostumbran, prefieren en muchos casos, malo conocido que bueno por conocer y se quedan en el confort de la cama de siempre.

Esta dieta tiene una variante, también bastante frecuente: las que siempre vuelven a comer lo mismo, dejan de salir con el personaje, sueltan las amarras y el encarte de los pormenores que implican que el susodicho sea su novio y sin embargo no dejan nunca atrás el placer de comérselo y disfrutar. Eso es lo que en el argot popular se llama cangrejear, volver a recoger pasos y repetir menú con frecuencia. Es como la Atkins del sexo, aquella que siempre se vuelve cuando todas las demás han fallado y que normalmente es un plan de emergencia, cuando el tiempo apremia y por salud mental hay que actuara la mayor brevedad posible.

Otras dietas nutritivas, variadas y divertidas

Para ayudarle a cada cuál a escoger su régimen alimenticio ideal a continuación les enumeramos las principales dietas sexuales con sus ventajas y desventajas:

Dieta del Perucho

Para este menú se requiere mucha disciplina, perseverancia y entrega pero ayuda rápidamente a bajar de peso y ponerse en forma: comer poco y tirar mucho. Se queman el doble de calorías que se ingieren, es divertida, variada y nutritiva.

Dieta de Andrés

Esta tiene dos versiones según el material de consulta: puede ser la de Perucho pero al revés, que personalmente a las zazachics nos parece bastante aburrida. O nuestra versión escogida: una tiradita al derecho y otra al revés. Régimen variado y creativo que permite aumentar la resistencia, la excitación y sobre todo tener plan b.

Dieta del Capataz

Muy parecida a la opción creativa de la dieta anterior pero en su respectivo orden, perfecto para los psicorígidos: empezar por delante y terminar por detrás. Perfecto para cumplir con el check list de variedad en una noche.

Dieta del Pernil y pan

Nutritiva y balanceada. Pernil pa´allá, pernil pa´acá y paaaan…
Para hacerse en ese estricto orden, notifíquese y cúmplase.

Dieta de Guido

La que debiera ser prescripción médica para toda la población adulta, por decreto: hacerlo más seguido.

Dieta del Mingo

La mejor opción alimenticia para un balanceado fin de semana: Meterla el viernes y sacarla el domingo.
Finalmente la más balanceada, el régimen que recomendamos en Zazasex para mantenerse en forma, quemar muchas calorías y evitar la celulitis: La dieta del caballo, donde es sólo agua y paja. Así no hay posibilidad de engordar, lucimos bien, nos mantenemos en forma y sobre todo, comemos siempre balanceado.
En las dietas, como en la vida y en la cama, todos hemos probado cosas nuevas, a todos nos ha tocado comer lo que no nos gusta, hemos roto la dieta, hemos explorado nuevos menús, opciones más saludables, más vegetarianos a otros les han recomendado aumentar el nivel de proteína y comer más carnes rojas. Todo es cuestión de creatividad y de ensayar, así que cuando no sepamos que queremos o qué nos gusta comer, la mejor opción para saber quienes somos es inventarnos nuevos menús y salir al mercado local a ver de qué nos antojamos y cómo terminamos comiendo. Después de todo, como dice Nati:

“¡en la diversidad está el placer!”

couple1 (1)

Post relacionados

Si te gustó este post, déjanos tu comentario que nos encanta leerlos!

« »