roadrunner

Polvo Marca Acme | Historias de Sexo por Zazasex

Ago 31 • Destacado, Portada, zazasex • 1620 Views • No hay comentarios en Polvo Marca Acme | Historias de Sexo por Zazasex

ZAZASEX_LOGO-05@aureliaci via @zazasexmag – zazasex.com/

No sé qué tanto recuerdan al Coyote y al Correcaminos. En mi vida han sido íconos que han marcado como pienso que funcionan las cosas. No es casualidad que crea que en cualquier momento me puede caer un yunque en la cabeza. He comprobado que hay veces en que no importa qué tantas ganas le tengas al mancito de turno. Tampoco qué tan dispuesto esté él. A veces,  el sexo simplemente no se da. Damas y Caballeros, les presento el Polvo marca Acme.

Escena casual: El man te invitó a salir el Sábado, al día siguiente o durante la última “cita” que tuvieron. Osea, más interesado pa’ donde. Tú, feliz de la pelota, preparas todo porque la vaina pinta seria por primera vez. Agendas cita en la peluquería para major overhauling. Un día entero dedicado a pura latonería y pintura para dejarte engallada para el fin de semana. Claro está que lo programas con suficiente antelación para que no queden rastros de la visita al taller.

womanvsman

Te aseguras de tener la pinta organizada en tu cabeza. Tres días antes del anhelado sábado, empiezas la pelea con la empleada porque no encuentras lo que quieres ponerte. Te aseguras de que tus zapatos favoritos estén a la orden del día y de que esos aretes que te fascinan y siempre se pierden estén completos. Ah bueno, y claro, mandas un smiley de vez en cuando para asegurarte de que la cosa sigue en pie.

we can do itLlega el Sábado y adivina qué. Los rastros de la peluquería no han desaparecido y parece que tuvieras alergias en zonas sospechosas. Odias al mundo mientras te bañas en todo tipo de remedios ridículos, porque la “alergia” aka dermatitis no pega con tus cucos. Aún así, te envalentonas y te tratas de convencer de que “no se nota tanto”. 

El man, que aparenta seriedad, te saca a comer. Comen increíble, hablan delicioso, se tiran todas las indirectas y directas habidas y por haber…  ¡mrowr! “A tu casa o a la mía?” Ya medio borrachos, pretender que no saben a lo que van hace parte del inocente misterio pudoroso. Te ofrecen una copita de vino, las luces ténues, Kenny G provocándote arcadas antes de tiempo. El man se te acerca como quien no quiere la cosa, mano en pierna, se acerca para beso casual, cuando por el rabillo del ojo te das cuenta que has tenido un pedazo de cilantro entre diente y diente todo el tiempo. ¡Horror!

Huyes para el baño, tropezándote con la boca del man en el intento, regándote el vino encima y manchando el sofá. “¡Perdón!” Corres al baño dejando el desastre atrás, resuelves la situa y aprovechas para pee-pee time, te bajas los cucos y mierda. ¿En qué momento se rompieron? Sí, probablemente estabas segura de que uno de tu sexy set estaría perfect para la ocasión de conquista total. Pero no, se te olvidó que hace como un año los rompiste por andar bailando en bolas en tu cuarto. ¿Por qué no los botaste? Ah.. joder, se te olvidó que estos te recordaban a José…

Suspiras frustrada y te envalentonas para volver a salir. Revisas los dientes una segunda vez por si las moscas, abres la puerta y te encuentras con que el man está en celo. Te tira contra la pared y te besa y manosea toda como loco. ¿Que se te rompió qué? ¡Eso ya no importa! Te quita la camisa, después la falda, metes la barriga, encuentra tu roto, lo ignora, se quita la camisa, le desabrochas el pantalón y ¡Ding, dong! Suena el timbre y medio segundo después la perilla con la llave adentro.

thrilling-films

El man sigue, pero tú no sabes si está pasando algo importante o que debes ignorar. Se abre la puerta y te das cuenta de que estás en pelotas, le metes un empujón acompañado de un reaccionario rodillazo cuando entran los papás a la sala y los encuentran en esas. ¿Te tienen que estar mamando gallo? Eso pensaría yo también, pero no. La mamá no puedo abrir más la boca en horror y lanza algún comentario aleatorio de mamá horrorizada “¡José Julián, por Dios!”. Mientras que el papá, ni corto ni perezoso, le pica el ojo y te saluda casual, “Buenas, buenas. Qué pena interrumpirlos, chinitos. Uy si estaban con Kenny G y todo. ¡Así se hace, mijo!” 

Buscas con desespero la ropa y te la echas encima como puedes, escabulléndote de regreso al baño y musitando algo que se le parece a un “permiso”. Color rojo-vestido-de-flamenco te miras el peinado de sexo con el que has conocido a tus potenciales suegros. Ah, y el roto. Te pones la ropa y medio te acomodas el pelo en el modo más lento que puedas, mientras le suplicas a Dios que se vayan rápido. Afuera se oyen unas risitas y comentarios de admiración y te golpeas la frente contra la puerta. Los papás se despiden a través de la puerta del baño como si nada hubiera pasado y tú no hayas como hacer para irte por el desagüe.

Cuando por fin queda el silencio afuera, te atreves a sacar la cabeza e inspeccionar.  El man te sonríe casual y se saca un condón del bolsillo del pantalón-que a propósito sigue desabrochado-.  Sonríes, porque ya todo parece ridículo. ¿Cuándo es que te va a caer el yunque en la cabeza? Se te tira encima, pero los besos se volvieron un desastre. Aparentemente quedó con hambre y quiere probar lo que almorzaste. La sincronía se perdió entre el mijo y el por Dios.

acme coyote

Tú, muy disimulada tratas de hacerlo calmarse. Ir un poquito más despacio, volver a calentar motores. Pero las indirectas motoras no le están llegando. Saca el condón y aunque se lo pone como si fuera la pistola más rápida del oeste y te arremete como si estuviera tratando de sitiar una ciudad. PAUSA. Si doña Lola está en modo desierto, eso no se va a sentir bien para nadie. PLAY. ¿Resultado? Grito casual y ojos volteados porque sentiste que te metieron un rastrillo en zonas no aptas para eso.

“¿Estás bien?” Lo miras con cara de que lo vas a matar y te apartas. El man trata de encaramarse encima otra vez y entonces no puedes evitar que hay algo que no está bien. “¿El condón está roto?” Sí. REsulta que mientras tú te escondías en el baño, el pobre man buscaba como loco un condón por toda la casa y el único que consiguió se lo dio su papá. Léase que estaba expirado y llevaba como 20 años en una billetera de abuelo.

aquaintance-hopkins

Suspiras y decides ser algo más gentil a pesar de la frustración. Te levantas, vas por tu copa de vino, te la embutes hasta el fondo blanco y le ofreces a él hacer lo mismo. Aquí es cuando te confiesa que el no toma vino. Lo miras con cara de FAIL. Te ríes, porque a estas alturas, ¿qué más se puede hacer? Empiezas a buscar tu ropa, te pones la camisa y te tiras en el sofá. Lo invitas para pasar a modo “deje así, apague y vámonos”. Cuando por fin entiende que esa platica se perdió, se sienta al lado tuyo y si tiene medio dedo de frente te da un beso cariñoso.

Se acaba el trago y volteas a mirar el estuche del condón roto en el piso. ¿Quieren adivinar cuál es la marca del susodicho por mí? Uno dura toda la vida convencido de que es el correcaminos, tan solo para dares cuenta de que siempre ha sido un coyote.

roadrunner

Si quieres saber más de este duo sin censura entra a: zazasex.com

Post relacionados

Si te gustó este post, déjanos tu comentario que nos encanta leerlos!

« »