Sexo zanahoria | Historias de Sexo por Zazasex

Dic 16 • Destacado, Portada, zazasex • 2664 Views • No hay comentarios en Sexo zanahoria | Historias de Sexo por Zazasex

ZAZASEX_LOGO-05@aureliaci via @zazasexmag – Historias de Sexo por zazasex.com/



Estoy convencida de que el 90% de los seres humanos funcionan a punta de motivación extrínseca. Dicho vulgarmente, funcionan a base de miedo al palo, o por la ilusión por la zanahoria que les ponen en frente. Deja la pendejada romántica de que el man tiene detalles contigo porque le importas. No, ese sólo te está poniendo la zanahoria para que abras las piernas, y ¿por qué no? Para que de paso te enamores y asegurar así su polvito diario.

zanahorai4

¿Palo o zanahoria?

Los hombres ya entendieron que a la mayoría de las mujeres el látigo ya no les funciona, porque se los devolvemos y no nos quedamos calladas. Es por eso que cada vez más los hombres se ven obligados a recurrir a la zanahoria. Y para eso sí que son ingeniosos. Son capaces de inventarse las cosas más absurdas con tal de demostrarte que la zanahoria de ellos es la más bonita y la más grande. Todo puede empezar con lo más sencillo, quizás una salida a comer-de esas a las que has ido mil veces- y él convencido de que te ofrece algo a lo que nunca has tenido acceso antes. Puede evolucionar con flores en la casa, o chocolates en la oficina. Quizás hasta algún día decida que él te lleva al trabajo o te pasa a recoger con tu cara de loca cansada y aún así te tira el piropo “¡tan guapa!”.

zanahoria1

Mmmm, ¡zanahoria!

El rollo con eso es que nosotras nos creemos el cuento de que todas esas maravillas nacen de algo más profundo. De una conexión sincera entre dos almas y blablablabla, mimimimi… No. Si te enamoras, culpa tuya porque seguro que una vez te comas la zanahoria, no va a haber ninguna otra. ¡C’est fini! Ahora te quedas con el arriero deszanahoriado, pero con palo. Le metiste el corazón al cuento y te quedaste, pues, aguantando hambre. Esto no quiere decir que no haya una posibilidad de que realmente le intereses.

Quizás, él también está buscando algo de estabilidad y cariño detrás de todo esto. Pero créelo. El sexo en su cabeza es muy distinto a lo que es en la tuya. ¡Es cuestión de género! Y ni hablemos de idiosincracia y genética y sin vergüenzura social. La verdad es que les acolitamos el jueguito, y cuando uno voltea la arepa… les da miedo. Si te comportas como lo hacen siempre ellos, se puede dar a entender como una castración, o desempoderación de su masculinidad. Quizás todo eso está muy bien, pero no dejo de preguntarme por qué la zanahoria no puede estar ahí siempre. Hace unos años alguien me enseñó-y agárrense porque voy a ser bien cursi- que el amor es una flor que se riega tres veces a diario. Ahora estoy segura de que se lo robó a algún artista español, probablemente al meloso Chaouen. Pero creo que detrás del pote de miel empalagoso, hay mucho de razón.

zanahoria3

¡Oh yeah!

Que levante la mano la mujer a la que han conquistado con toneladas de zanahorias, para después, cuando ya están en una relación seria y estable, ver como en verdad el terreno está totalmente baldío. Ni rastro de las miles de zanahorias que recibiste en algún momento. Nunca he entendido por qué hacen eso. Realmente desencanta por dos razones. La primera: el que al principio lo hagas y después no, me da a entender de que me engañaste. La segunda: porque si me enamoraste con eso, ¿qué te hace pensar que la ausencia de las zanahorias me va a dar ganas de seguir contigo? Un amigo me dijo hace mucho tiempo que las relaciones son transacciones comerciales. Que uno cuando se conoce, vende todo lo mejor de sí. Pero oculta todo lo “negativo”. Pues vaya estupidez. Ni que fuéramos seres fragmentados.

zanahoria2

TRES VECES A DIARIO.

Aún así, estoy de acuerdo en que así sucede en la mayoría de los casos. ¿Tanto es el miedo que le tenemos al rechazo? Seguro que sí. Nos maquillamos, entaconamos, pretendemos sonreír a todos sus planes, porque.. pues está la ilusión tonta de que ésta sea la persona para ti. Y ellos también lo hacen. ¡Esa es su zanahoria principal! Se afeitan, salen perfumadísimos y hasta te cocinan y recogen la casa cuando sabes que vas para allá. Pero luego se activa el chip de: ya estamos asegurados, relax total. El tema es que el relax total debería ser desde el principio. ¿No creen que sería mucho más fácil si desde el principio nos dijéramos de frente lo que queremos el uno del otro y aprendiéramos a aceptarlo con la madurez que implica la sinceridad en una relación? Yo sí. Y eso no significa que los detalles cesen. Todo lo contrario, deberían estar ahí siempre. Siempre. Tres veces a diario y ¿por qué no? Hasta 10.

zanahoria5

Hah… algo se traen entre manos.

Si se atrevieran a decirnos que el mismo sexo-espectacular y lleno de estrellas- es la zanahoria, todo sería más fácil. Sí, me interesa. O no, ni mierda. Nada de palos ni zanahorias, puro sexo casual o con compromiso… y a disfrutar sin tanto esperar algo que nunca va a llegar.

 

Post relacionados

Si te gustó este post, déjanos tu comentario que nos encanta leerlos!

« »