Victor Pascual Ruiz: el fotógrafo tiene que aprender a ver cómo la cámara ve…

Jun 4 • Arte y Fotografía, Destacado, Portada • 1714 Views • No hay comentarios en Victor Pascual Ruiz: el fotógrafo tiene que aprender a ver cómo la cámara ve…

Por «Cassandra» @AndreaRValdes


La fotografía es una herramienta de expresión y hasta la profesión más estructurada puede ligarse a la misma, hoy conocemos a Victor Pascual Ruiz, un fotógrafo de Madrid que nos muestra su pasión por la fotografía y su amor por la arquitectura. Lo conocemos?

Victor Pascual Ruiz desde muy pequeño entró al mundo de las fotos por sí sólo, nos comenta que es una persona muy autodidacta y que desde pequeño se interesó por esta profesión, a escondidas le sacaba la cámara de fotos a sus padres e iba aprendiendo básicamente lo que podía y con el tiempo se transformó en lo que hoy podemos ver de él.

“Es genial recordar un momento, una sensación, una vivencia, y tener la posibilidad de asociarlos a una fotografía.”

Victor-1p

¿Trabajas de esto?

Al menos lo intento. Vivir solo de la fotografía es cada vez más difícil, existe una enorme competencia y es un campo que progresivamente va interesando y atrayendo a más gente, ya que resulta cada vez más accesible. Comencé como aficionado, pero poco a poco estoy intentando profesionalizarme dentro del sector, aunque nunca lo veré como un trabajo porque me divierte mucho. Siempre me he considerado una persona polivalente y multidisciplinar, es por eso que trato de compaginar la fotografía con mis otras dos pasiones, y profesiones, las de arquitecto y profesor. No me gusta estar trabajando en una sola cosa, siempre procuro tener sobre la mesa varios proyectos abiertos, de ahí que intente compatibilizar las tres disciplinas. Los niños y el mundo de la educación me encantan, son ellos los que van a heredar nuestro Planeta, así que en los niños/jóvenes está la llave para tener un mundo mejor del que ahora tenemos; y además, creo que la arquitectura y la fotografía son dos disciplinas estupendas con las que poder trasmitir buenos valores y respeto por todo lo que nos rodea.

¿Con qué sesiones te sentís más en tu ambiente?

Me gusta mucho la fotografía espontánea, la del lugar y momento precisos, y para eso, procuro andar por la vida con los ojos muy abiertos. Suelo decir que muchas de mis fotografías no son imágenes, me gusta llamarlas “instantes”. Es evidente que en muchas especialidades de la fotografía, como el de la fotografía de arquitectura, es difícil hablar de instantes y de espontaneidad, es inevitable tener que usar un trípode para poder obtener una fotografía trabajada, paciente y de calidad.

No me atrae ni me divierte demasiado la fotografía que requieren mucho tiempo de ejecución, ni tampoco la que demanda una excesiva postproducción, aunque entiendo y admiro los resultados que se consiguen con ello.

Me gusta el retoque fotográfico puntual, no muy exagerado. Yo lo comparo con la puesta a punto de un vehículo antes de salir a la calle, se trata de una revisión de los niveles básicos, sin embargo, antes de la revisión, el coche seguía siendo coche y funcionaba perfectamente, de mismo modo que una buena fotografía ya lo era antes del retoque, solo que se la maquilla un poco para que luzca más guapa. La fotografía que no es buena antes del retoque, tampoco lo será después.

¿En qué estás en estos días? ¿Cuáles son tus proyectos fotográficos?

Ahora mismo estoy más centrado en la fotografía de arquitectura, es lo más inmediato, pero como la arquitectura es un sector en crisis profunda, al menos en España, esto se traduce inevitablemente en una baja demanda de fotografías de arquitectura.

Me rondan la cabeza algunas ideas para integrar la fotografía en el campo educativo, ya lo estamos haciendo con la arquitectura, y creo que sería interesante hacerlo también con la fotografía; pero de momento son solo eso, ideas.

Victor-2p

¿Con quién has podido trabajar que te haya gustado?

Nunca he trabajado con ningún fotógrafo conocido, siempre he sido muy autodidacta en este campo, y hoy en día, gracias a Internet y a las redes sociales, tienes la posibilidad de seguir y aprender de los grandes referentes de la fotografía sin necesidad de conocerlos y/o trabajar con ellos. Existen interesantísimos blogs de fotógrafos y sobre fotografía de los que se puede aprender y mejorar en gran medida.

Casi siempre fotografío solo, y así lo prefiero. Para mí, la palabra “fotógrafo” va asociada a la de “solitario”, la fotografía es una relación directa entre el objeto fotografiado y el propio artista, y cuantos menos elementos se interpongan entre ellos, más sincera será la imagen resultante.

¿Cómo encuentras el nivel de la fotografía en tu país?

Cada vez encontramos más aficionados, debido a que las cámaras semi-profesionales tienen precios muy asequibles y existe gran cantidad de información en internet con la que aprender fotografía de manera muy autónoma. Además, la fotografía ya no se ciñe solamente al fotógrafo clásico profesional que te realiza una sesión y te cobra por ello; existen numerosas especialidades con las que acercarse a la fotografía, incluso vivir de ella, y que están creciendo exponencialmente cada día, hablo por ejemplo, de la fotografía incorporada en gadgets y sus correspondientes apps (instagram, flickr, EyeEm, etc.), de la fotografía de producto digital o eCommerce, y muchas otras…

Ahora bien, para ser fotógrafo debe existir algo más, como en todas las manifestaciones artísticas, tiene que haber un talento innato en la persona, que te haga diferenciarte de los demás, sin embargo, lo difícil a veces es encontrarlo.

¿Qué otras pasiones tenés?

Además de las ya mencionadas #arquitectura #fotografía y #educación, que forman parte de mi vida profesional, me apasionan también las nuevas #tecnologías y los #deportes, en general. Siempre procuro estar a la “penúltima” en tecnología, porque a la última es prácticamente imposible, me encanta ver como muchos de los gadgets que usamos en nuestro día a día (smartphones, tablets, etc…) están incorporando cámaras con ópticas muy mejoradas, lo que nos permiten obtener resultados muy buenos, a veces, casi profesionales.

El deporte es otra de mis pasiones, tanto visionándolo en tv o por internet como practicándolo. Semanalmente practico el fútbol, el yoga y un arte marcial denominado “Pa Kua Chang”, y puntualmente practico running y pádel.

¿Cómo te ves de acá a 5 años?

Pues no lo sé, la verdad, me resulta difícil aventurarme a pronosticar un futuro, ni siquiera el más próximo. Vivimos en la era digital de las tecnologías, y todo avanza a velocidad de crucero, el ser humano no es capaz de seguir el ritmo de sus propios avances. Si miramos 5 años hacia atrás, seguro que podemos ver lo que han cambiado las cosas en nuestra vida y nuestro entorno, pues dentro de 5 años el cambio será mucho mayor porque el crecimiento es exponencial. En resumen, no tengo ni idea, pero espero seguir rodeado de niños, arquitectura y fotografías…

Fotógrafo, igual que arquitecto, se es las 24 horas del día, los 365 días del año, es una manera de andar por la vida, ya que nunca sabes dónde vas a encontrar la inspiración. Por esto, creo que nunca podré dejar de ser fotógrafo, ni arquitecto, por muchos cambios que se produzcan en mi vida.

Consejo para el que comienza:

Lo que nosotros vemos con el ojo humano, nunca es lo que posteriormente va a salir en nuestras fotografías, «el fotógrafo tiene que aprender a ver cómo la cámara ve…». Cuando logramos entender esto, cambia completamente nuestra manera de abordar la fotografía.

Yo animo a hacer fotos a todo el que quiera y le interese, después serán los resultados, las propias fotografías, las que te acaben colocando en un sitio o en otro.

Una fotografía empieza por el encuadre, lo considero básico, después viene el enfoque, y luego ya vendrán el resto de ajustes (luz, exposición, etc.), muchos de los cuales podrán modificarse con una buena postproducción; sin embargo, encuadre y enfoque serán difíciles de modificar y mejorar con el retoque fotográfico, por eso los considero de vital importancia. Aunque en realidad, es el conjunto de todos los factores lo que marcará la calidad de una imagen.

En la era de las tecnologías que vivimos, y gracias a las infinitas posibilidades que estas nos ofrecen, creo que es imprescindible mostrar y difundir tu trabajo, por muy pequeño que sea, a través de Internet: redes sociales, instagram, webs, blogs, etc.

No triunfa quien tiene unos trabajos de mejor calidad, si no quien mejor sabe venderlos.

Galería de Victor | TwitterInstragram

 

Post relacionados

Si te gustó este post, déjanos tu comentario que nos encanta leerlos!

« »